jueves, 22 de octubre de 2009

[ Not ] JIGSAW FUE A POR TRABAJO, Y LE COMIERON LO DE ABAJO.



Todos ya sabemos a éstas alturas que, al menos este fin de semana, SAW VI tiene vetado el estreno en salas comerciales debido a la calificación X que le ha otorgado el ministerio de cultura (no pienso referirme a ese ministerio de éste país con mayúsculas).

Para que una peli sea calificada de esa manera en éste nuestro País deben ocurrir una de dos; o la película es explícitamente pornográfica (por ej: LAS VECINAS DE MI BARRIO ECHAN UNO A DIARIO) o hacer apología de la violencia. Que, por cierto, no es lo mismo que tener un nivel de violencia muy alto. Pues, según han entendido los encargados de la ministra Gonzalez-Sinde SAW VI se pasa tres pueblos en ésta última categoría.
Ésta decisión relega la película a las, ahora ya, entrañables salas X. Y digo entrañables porque deben ser lo que más acerca a los ya perdidos cines de barrio o sesiones dobles.

Según he podido leer, solo quedan unas 8 salas de éste tipo en España, y dudo que much... perdón, que alguna de ellas cuente con un proyector de 35mm. Lo cual dificulta incluso más su difusión. 
Parece ser que Buena Vista (que es, paradójicamente, propiedad de Disney) tenía previsto el estreno de la sexta parte de la saga más taquillera de la historia del cine de terror en unas 300 salas. Ahora esas copias descansan en algún almacén perdido... como si fuesen cuerpos recuperados de un accidente de un o.v.n.i  o las copias que sobraron del videojuego de E.T de la Atari, que llevó a  la quiebra a la empresa. Todo tiene tufillo a conspiración.

Buena Vista piensa recurrir a la decisión de la ICAA e intentar estrenar su película una semana después de lo previsto, si es posible. Así coincidiría con Halloween en lo que puede parecer "una maniobra de Marketing", como diría cualquier guay, para hacer todavía más dinero del que en un principio se podía esperar. Yo no se si es o no una táctica, y la verdad me da igual.


Hace un tiempo pasó algo similar. La infame y patética película (a nivel de calidad) FÓLLAME, que ,como no, es francesa, tuvo una calificación X por considerar la ICAA que sobrepasaba los límites permitidos dentro del erotismo e iba más allá de los límites del porno. La distrinbuidora, que creo recordar que era Alta Films recurrió, y consiguió la calificación de Nr -18. Buena Vista espera, por el bien de sus inversiones, que ocurra lo mismo. Si uno se pasea por el metro de Madrid (o muchas otras ciudades de España) verá cientos de carteles y material promocional de la última película protagonizada por el macabro y terrible Jigsaw. 
Y ese material no es gratis, aunque tampoco tan caro como mucha gente piensa.

Independientemente de la decisión que se tome, sea o no distinta a la actual, me pregunto que carajo habrán visto en SAW VI para calificarla X.

Dudo mucho que el nivel de violencia diste del que tenían sus predecesoras. Todas ellas películas en las que, de lo que se trata y por tanto su esencia, es poner torturas a cada cual más macabra y, para algunos, divertidas de ver. 

Yo siempre he sido de la opinión de que nadie se va a ir a la calle a matar gente por que lo haya visto en una peli, y si lo hace, no es responsabilidad de las películas el no enseñar determinadas cosas. Porque eso es auto censurarse. La ficción no tiene porqué tener límites dentro de lo que se cuenta. Uno puede contar lo que quiera, igual que puede escribir lo que quiera. 

Otra cosa distinta es la calidad del film. Personalmente he visto las dos primeras partes de Saw integras. La primera me pareció una película entretenidísma y muy conseguida. Me gustó mucho y lo pasé genial viéndola. Cuando vi la segunda parte me pareció un mojón de la cual lo único que se salvaba eran algunas de las escenas de las "macabras" (aunque divertidas) torturas. A partir de ahí no vi ninguna, y me limité  buscar y ver algunas de las escenas de tortura del resto. Ninguna de ellas me provocó ningún interés. 

De todas maneras, la mala calidad de una película nunca debe dificultar su estreno si ya está rodada. Es más, si fuese por calidad, pocas pelis españolas se estrenarían al año. Entre ellas no se hubiese estrenado ese insulto a la lengua cinematográfica que es MENTIRAS Y GORDAS que escribió nuestra ministra Angeles Gonzales-Sinde en un arrebato de inspiración.

Es curioso que fuera de nuestras fronteras la película no haya tenido problemas en su calificación. En ningún lugar se recomienda que se vaya en familia a verla, pero tampoco se lleva a una película de carácter altamente comercial como ésta, a salas en las que no tiene ningún sentido de ser. 

Porque SAW VI tiene un público muy marcado, para el cual está destinada la película, y gracias al cual se ha convertido e la saga de terror más taquillera de la historia.

Ya que ésta película y todas las anteriores se deben total y absolutamente a su público (porque, salvo la primera, ninguna se ha librado de la quema de la crítica), me parece una falta de respeto enorme a la gente e, incluso, al cine en sí, el evitar que SAW VI llegue a las pantallas comerciales donde esa audiencia adolescente espera como loca su estreno. Porque esa es la esencia del cine. Que la gente esté loca por ver las películas y llenar las salas.
Puede que los jóvenes adolescentes que quieran verla tengan el gusto en el culo, eso es cuestión de opiniones, pero eso da igual. El ministerio no es nadie para quitarle al público sus películas. Buenas o malas.

Dudo mucho que sea muy diferente, en lo que a nivel de violencia se refiere, a las cinco anteriores. Y si me equivoco, tampoco tiene sentido el vetarla. Porque eso es lo que ha querido hacer la peli, y posiblemente es lo que quieren ver su público. Y nadie de ese público saldrá a la calle a secuestrar a nadie para matarlo. Lo que hará la gente será irse a su casa, salir y putearla porque le ha parecido muy mala (el típico guay que sale diciendo "han perdido toda la esencia de la primera"), irse de fiesta o comentar con sus colegas lo bien que se lo han pasado. Poco más. SAW es una saga de consumo rápido. Tanto que la gente nunca recordará en cual salía tal tortura o cual tortura. No se si me explico.

El ICAA veta una peli porque considera que "hace apología de la violencia". Y eso es solo su opinión, en cambio permiten otra serie de cosas mucho más graves y que, en mi opinión, si deberían hacer que una peli fuese prohibida. Por ejemplo:

Cuando Pedro Almodovar filmó HABLE CON ELLA se ASESINARON varios toros en pos de las escenas. 

Cuando el infame e imbécil Lars Von Trier rodó MANDERLAY rodó una escena en la que se mataba a un burro. Porque le dio por ahí.

Cuando se rodó la incomprensible y estúpida GUMMO, las torturas que se ven a animales se hicieron de verdad.

En varias películas de Buñuel se torturan animales... 

Y así puedo estar horas nombrando pelis que, dicho sea de paso, en su mayoría son europeas o españolas. Porque los americanos, hoy en día, tienen grandes asociaciones que defienden a  los animales de cualquier tipo de tortura en los rodajes.

Lo que vengo a decir es que no tiene mucho sentido prohibir una película por una razón tan absurda. Sobretodo una de carácter tan poco serio y de consumo palomitero como las de SAW, que lo único que pretenden es llenar salas. No dejar ningún tipo de mensaje en nadie, ni bueno ni malo. 

Todo esto solo va a conseguir que la gente tenga más ganas de verla. Yo, que en principio pasaba bastante, ahora tengo un morbo insano por verla. Solo por la curiosidad de ver "esas" escenas de violencia que han provocado que la veten. 

Si, finalmente y como es de esperar, la película se estrena, la ICAA va a quedar en ridículo por su decisión de no permitir ésta y si permitir otras. Y se quedarán con el culo al aire sus (recitando los rumores) "opusinos miembros"




2 comentarios:

Pequeño Little dijo...

Sí tío... y en Furtivos (creo que se llama así) se cargan un lobo.

Pequeño Little dijo...

Sítío. Y en Furtivos (creo q se llamaba así) se cargaban un lobo los muy cabrones